Muziiqiita♪♫

jueves, 14 de junio de 2018

¿Qué se siente ser gorda?

Esta entrada la publiqué por  primera vez en noviembre de 2011, hoy, casi ochos años después y como 15 kg después de mi peso más bajo, la vuelvo a subir pues me recuerda porqué estoy aquí y porqué regreso  una y otra vez. No quiero ser gorda, no quiero que la gente me mire con lástima, mucho menos con asco. Pero sobretodo, no quiero sentirme gorda, no quiero sentir que no puedo ser bonita, que mi cuerpo me limita a llegar a ser lo que me gustaría poder ser, no quiero sentir que no tengo control sobre, no quiero sentirme como ella....
sobrepeso
¿Qué se siente al estar gorda?

 -le pregunté a una amiga muy querida- aprovechándome del cariño y del exceso de confianza que ella siempre me ha brindado, y también con el ánimo no de ofendería ni de lastimarla, sino de apoyarla dándole un buen choque psicológico a sus emociones y a sus intenciones, para con ello hacerla reaccionar, ya que la vi muy entusiasmada y dispuesta, abrir con ansias el refrigerador (nevera), de su propia casa.

Yo esperaba que me contestara agresivamente “No te metas en mi vida” o “¿De qué te sirve saberlo?”, o mínimamente ya en última instancia, muy molesta mi amiga bien pudo haberme contestado: “Qué te importa, déjame en paz”. Pero para mi mayor sorpresa, la respuesta fue un profundo suspiro de su parte y una carita de tristeza que me dolió hasta el alma, tocándome las fibras más íntimas de mi corazón.
SobrepesoSentí más interés por investigar esta última actitud de mi amiga, que la misma curiosidad mía por su gordura. Descubrí de pronto que al parecer una cosa llevaba hacia la otra de la mano, y para ello tuve que ponerme en su lugar y volver a preguntarle: “Anda dime, no seas gacha: ¿Qué se siente estar gorda?

-Está bien, te lo voy a decir si me prometes dos cosas.- Me contestó.
1.- Que no te rías de mí.


2.- Y que me dejarás decírtelo como yo quiero hacerlo sin que te espanten mis palabras.

¡Adelante, prometido! –le autoricé solemnemente-
Y esta fue su respuesta textual que traduzco fielmente:

martes, 10 de abril de 2018

I akways come back

Hola niñas!

He vuelto, ya pedir la cuenta del número de veces que he dicho esto, pero una vez más aquí estoy,
aunque antes de contarles qué es lo que ha pasado con mi vida y que estuve haciendo todo este tiempo, o actualizarlos sobre mi peso o estado de salud, me encantaría oírlas a todas ustedes, he pasado tanto tiempo fuera que siento que ya nada es como cuando me fui, ya no sé ni cuál es la mecánica o cómo funciona este mundo, y es raro saben, antes sentía que de cierta manera en una referencia en esto y ahora me siento como una novata, totalmente nueva en un lugar que sigue y evoluciona dejando atrás tantas viejas tendencias, costumbres, modas y por supuesto a tantas viejas amigas y personas especiales. 

Extraño mucho todo eso, incluso extraño a las personas con las que me llevaba mal aquí, me gustaría poder regresar un día al pasado, sentarme frente al ordenador, aún en mi habitación en casa de mis padres y platicar con mi grupito de princesas, con los que podía ser yo sin ser juzgada, a los que sentía más cercanos que a muchas de las personas de mi entorno, y con los que las horas pasaban volando y mis padres como siempre, me reprochaban el tiempo que pasaba frente al ordenador, pero el regaño bien lo valía, ya que al fin podía sentirme parte de algo, y que realmente encajaba en algo.

Pero bueno, si algo he aprendido estos años, es que todos los ciclos tienen un inicio y un fin, y que muchas cosas buenas acaban, para dar paso a cosas aun mejores.

Así que me gustaría saber sobre ustedes, quienes son, si tienen blog, cuál es su historia, y por supuesto las propuestas que tienen para organizar entre nosotros o para el blog.


Y en mi próxima entrada, prometo presentarme porque estoy segura que para más del 90% de ustedes, soy una completa desconocida, y que mi blog ya es casi un fantasma que no ayuda mucho.

Un gran abrazo y espero escuchar de ustedes pronto.