Muziiqiita♪♫

lunes, 9 de marzo de 2015

I'm back Princess

Me gustaría ser una más, una más de las chicas que pueden salir de esto, que aprenden a quererse y a valorar su cuerpo, que consiguen gustarse a ellas mismas, de esas que no necesitan pesarse a diario o escuchar un cumplido de algún tercero para no sentirse tan mal con ellas. Quisiera ser de esas que aprender a amarse a sí mismas.
Y aunque ya no soy la misma de antes, esa niña gorda de 12 años que comenzó haciendo ejercicio para no verse tan gorda en el viaje de graduación, ni la niña ingenua de trece que, sin saber en que se estaba metiendo, decidió que simplemente el ejercicio no bastaba y empezó a dejar de comer, me alegro de ya no tener catorce porque a esa edad estaba asustada, me temía a mí misma, sabía lo que era capaz de hacer para conseguir lo que me proponía, no me importaba dañar a nadie, mucho menos dañarme a mí para  poder lograr ser un esqueleto andante. Ya pasé mis 15, etapa en la que creí que había encontrado al amor de mi vida y que gracias a él por fin había logrado vencer la anorexia, qué tonta fui. Puedo pensar que me parezco a mi yo de dieciséis años, esa que comenzó a dudar de que en verdad se hubiese curado, que se preguntaba constantemente si en verdad era posible salir de esto una vez dentro y cada día iba perdiendo el poco optimismo que me quedaba. Un día de mayo bastó para verse en una fotografía que una amiga compartió en Facebook de la última salida en grupo, estaba echa un cerdo. Me odié, juré jamás volver a descuidarme tanto, lloré hasta que ya no tenía más lágrimas dentro, sólo rabia y un sentimiento de culpa insoportable. Al día siguiente entré a los principales blogs de A&M, una semana después ya había comenzando mi propia página, me juré a mi misma ser una inspiración para las demás chicas, y una inspiración para mí, que la próxima vez que me mirara al espejo pudiera estar orgullosa de mi resultado pero sobre todo que no perdería el control, no sólo el control sobre la comida sino sobre mi percepción corporal, me propuse una meta y al llegar a ella sería suficiente, no quería morir por esto, pero no fue así, a los 17 cuando alcancé mi peso deseado no era suficiente. Me seguía odiando, baje uno, dos, tres, cinco kilos más pero seguía viendo grasa y gordura, supe que las cosas no iban bien. Tenía tantas cosas en la cabeza, tantas emociones, sentimientos, proyectos y decisiones importantes en mi vida que sólo se me ocurrió mandar TODO al carajo. Dejé a mi novio (Sí. Seguía con el que mencioné a los 15, aunque en realidad comenzamos a los 14), dejé a mis amigos, dejé el blog, dejé lo que estaba estudiando y dejé a Ana. Sólo quise dar un cambio radical en mi vida, estaba harta de la niña con notas perfectas, pareja perfecta, amistades perfectas, esos que eran los más correctos y ñoños del salón, sumamente respetuosos y que jamás se metían en problemas. Estaba harta de todo. Dejé mis días de ayuno por ingestas de comida desorbitantes y al inicio mi idea no era huir con Mía, pero estaba tan acostumbrada a no comer que cualquier cosa que comía, inmediatamente la devolvía, y no, no era a propósito, pero pronto se fue haciendo un hábito. Me sentía sola y angustiada. La comida era un medio de escape que al inicio no podía digerir pero con el tiempo, al ver que ganaba peso, se fue convirtiendo en miedo y culpa y comencé a provocarle el vómito. Llegué a hacerlo 15 veces por día, hasta que a los 18 años mis padres se enteraron. Fue una etapa difícil en casa y en la escuela. Sólo quería que todo acabará pronto y creo que terminó más rápido de lo que en verdad quería, mis papás pronto centraron toda su atención en algo más importante, mis visitas al nutriologo y la psicólogo pasaron rápidamente a segundo término para ellos. Los odié un poco, supe que si quería salir, dependía únicamente de mí. Que en esto había iniciado sola y tenía que salir sola. Di todo de mí, sabía que vivir con bulimia no era vida, me centré en la universidad y en "C", el chico del cual hablé en alguna otra entrada hace un año. Aunque tuve algunas pequeñas recaídas todos parecía ir bien. A los 19 nunca volví a vomitar, nunca paso por mi mente ningún sentimiento de auto-rechazo. Creí que todo estaba solucionado. Era alguien normal, ya no era una enferma. Pero estoy dejando de ser esa niña de 19. Cada vez estoy más cerca de cumplir veinte pero también estoy más cerca de recaer, desde hace unos meses no hay día en el que no me sienta gorda o más pesada, que me día guste algo de mi cuerpo o que sienta que la ropa no me va por ser tan gorda, ahora también me doy cuenta de que todo lo que reprimi de A&M en mis 18 y 19, lo expresaba de otra manera muy particular. Mi dependencia a algún hombre. Mis 18 fueron de "C", mis 19 de "A" y no quiero que mis 20 le pertenezcan a nadie, sólo a mí, ni a Ana, ni a Mía, ni a ningún hombre. Sólo a mí. Tengo miedo porque una cosa es lo que yo quiera y otra lo que sienta. Y lo que ahora siento es rechazo a mi cuerpo y una creciente dependencia a un nuevo chico. No sé qué pasará, no sé de qué manera operará el blog, lo único que sé es que voy a bajar de peso a como dé lugar....
Desde mi peso más bajo he subido 18, pero de mi peso en el que me mantuve algunos meses son 13 kilos, creo que pueden comprender como me siento. :'(
Siento haberlas tenido tan abandonadas.
Les mandó un beso y un abrazo enorme.

miércoles, 16 de julio de 2014

Vomitivos



Hola hermosas han pasado ya algunos meses y no he subido nada. Así que les debo ya varias entradas. Hace unos días una amiga me pregunto si conocía algún fármaco para provocar el vómito, mi respuesta fue negativa, había probado los laxantes pero jamás ningún emético (vomitivo). Me puse a investigar un poquito y aquí les dejo la información.

Eméticos

También conocidos como vomitivos, son sustancias que provocan el vómito, aunque actualmente ya casi no se utilizan porque los ácidos del estómago dañan el esófago. Fueron sustituidos por el lavado estomacal.
Eméticos disponibles actualmente

Jarabe de ipecacuana

El jarabe de ipecacuana es el más común y el más efectivo aunque en muchos países no se comercializa. La dosis en adolescentes y adultos es de 30ml
Nombre Comercial: Ipecac (US), Jarabe de Ipeca (Chile).
Efectos Secundarios: Diarrea, irritabilidad, letargia, diaforesis, fiebre, calambres, alteraciones electrocardiográficas.

IMPORTANTE
El abuso de esta sustancia cuando se utiliza para bajar de peso puede causar miocardiopatía, fibrilación ventricular y muerte. La cantante del grupo The Carpenters, Karen Carpenter, falleció debido al abuso en el consumo de jarabe de ipecacuana para adelgazar.

Apomorfina:

Tiene casi la misma efectividad que el jarabe de Ipecacuana pero conlleva más riesgos por lo que he decidido no incluir más información al respecto, creo que no vale la pena.

Remedios Naturales

Agua tibia con sal

Mezcla 3 cucharadas de sal en medio litro de agua tibia, (no debe estar muy caliente ya que se debe tomar de un solo trago) además debes tener en cuenta que demasiada agua salda puede ser mortal. Después de beberlo todo debes esperar entre 20 y 30 minutos para que venga el vómito.
Otra forma de hacerlo es poner las tres cucharadas de sal en un vaso de agua tibia y beberlo todo de un jalón, y después tomar entre 3 y 4 vasos de agua hasta sentirte saciada. Luego esperar los 20 o 30 minutos.
Recuerda que la sal en exceso es extremadamente dañina.

Solución de mostaza

Debes poner una cucharada de mostaza en una taza de agua tibia, luego te la tomas toda de un sorbo. Si en 30 minutos no vomitaste la solución no sirvió.

Manzanilla

Prepara el té de manzanilla como acostumbras, sólo que esta vez debes poner mucho más ramitas de manzanilla para que esté más concentrado. Luego espera a que esté tibio y bebe una taza de té. Espera alrededor de media hora.



Si me lo preguntan yo optaría por la mostaza o la manzanilla, creo que es lo más natural y menos dañino. La Ipecacuana puede ser mortal si se abusa de su consumo, además de tener efectos secundarios. El agua con sal también puede traer más consecuencias que beneficios.
Vomitar nunca es la mejor opción ya que daña nuestro esófago y esmalte bucal. No hay nada como el autocontrol. 

 Besos


martes, 22 de abril de 2014

Canciones A&M ♥

Hola Guapas‼
Les traigo dos canciones que acabo de encontrar, no me gusta mucho la música, pero la letra está bonita.

Mi - Weightless


Danielle Benson - Ana



Juliana Hatfield -  Feed Me


Por último voy a organizar una carrera por medio de una app pero para ello necesitan contar con:
  • iPhone
  • iPad
  • Android
  • Blackberry ó
  • Windows
Besos hermosas

viernes, 14 de febrero de 2014

Fucking Valentine's Day

14 de Febrero y yo sola en mi casa, mis padres trabajando, yo... ni siquiera fui a la escuela. No tenía pensado escribir esta entrada este día pero como al parecer no puedo hacer nada mejor terminare la entrada sobre ÉL... y comenzaré una historia nueva.

Sí, en Noviembre supe la verdad sobre él; al menos una parte. Yo no podía dejar de sentirme deprimida al saber que me había mentido y tenía novia, pero lo que realmente me mataba era saber que estaba enfermo, donde la muerte súbita era un gran riesgo. Creo que esa fue la razón por la que seguí hablando con el día tras día a pesar de que me había engañado, creo que una parte de mí lo justificaba...

Sin embargo,  el 30/12/2013 casi dos meses después de saber la "verdad" sobre él recibí un snap de una chica (Miranda) donde me preguntaba si conocía a C (creo que así le llamare), yo asentí y le pregunte por qué ella quería saberlo,  me respondió que hacia dos meses que ella no sabía de él y estaba muy preocupada. Así que le di mi face y le dije que mejor habláramos por ahí, que sería mas cómodo, Miranda me dijo que ella le mandaba mensajes y snaps cada día pero el no respondía desde Noviembe (mes en el que C me contó la verdad), pero que ella podía ver que seguía utilizando su cuenta de Snapchat porque sus puntos aumentaban cada día y yo aparecía como el contacto con quién él hablaba más. Le dije que en efecto yo hablaba con el todos los días. Ella me pregunto que si yo era su novia, yo le dije que no. Ella me dijo que era un alivio escuchar eso, obviamente le pregunte por qué me decía eso, Miranda me respondió que C y ella no eran novios pero hablaban como si lo fueran todo el tiempo. Sólo que ella no sabía por qué el había dejado de hablarle, así, de repente.

miércoles, 29 de enero de 2014

Té de jengibre

El jengibre tiene más beneficios de los que te imaginas, y tomarlo en té ayuda a bajar de peso además de mantenerte sana. Antes de darte la receta te vamos a decir todas las maneras en las que este té va a mejorar tu salud.

1. Nuevos estudios han demostrado que el jengibre ayuda a prevenir y combatir el cáncer, especialmente el de ovario.
2. Si padeces del síndrome de intestino irritable el jengibre te ayuda a aliviar los síntomas.
3. También ayuda a prevenir la pérdida de células cerebrales que provoca el Alzheimer.

¿Cómo me ayuda a bajar de peso?

 1. Ayuda a digerir mejor la comida si lo tomas antes de cada alimento. Estimula los jugos gástricos para que todo pase más rápido y no se fermente en tu tracto digestivo.

2. Funciona como un quemador de grasa natural. Tomar jengibre ayuda a que el peso que pierdas sea de grasa y no simplemente agua.

3. Te ayuda a sentirte más llena.

4. Ayuda a manejar los niveles de glucosa. Esto no sólo te permite bajar de peso, también te mantiene más despierta durante el día.

5. Disminuye la inflamación y el gas para que tu abdomen se vea más plano casi instantáneamente.

6. Mejora tu metabolismo.